jueves, 18 de junio de 2009

CARPETA DE PRAGA

El año pasado mi compañera de trabajo me enseñó a hacer carpetas con los bricks de leche y zumo y lo pusimos en marcha en el campamento en que estábamos y a los niños les encantó la actividad.

Aquí os enseño la última que he hecho para guardar mis cosas.



La verdad es que es una manera rápida de tener una carpeta donde poder guardar diversos documentos, además... ¡no puede ser más personalizada! Es muy sencilla de hacer. Basta con cortar arriba y abajo el brick. Cortar también por uno de sus lados y doblarlo a la mitad para hacer la carpeta. Después lo que yo hago es forrarlo con papel de color y encima ponerle la imagen que quiera (en este caso unas fotografías que me gustaban de la ciudad de Praga) y a continuación forrarla con forro adhesivo. Para terminar sólo queda hacerle los agujeros para pasar la goma elástica.

¡Espero que os sea de ayuda!


4 comentarios:

Casiopea dijo...

Hala, con lo que me gustan a mí las carpetas, no sabía que se podían hacer con bricks. Me encanta la idea y la tuya ha quedado preciosa :)

Un beso enorme

Bertis

Colorines dijo...

Qué manera más curiosa de hacer carpetas, cuando necesite una la pondré en práctica ;)

Saludos.

Carmina dijo...

A laaa que chula nena¡¡¡¡

Marisilla dijo...

Me encanta!!!
Una amiga me había dicho lo de hacer carpetas con los bricks, pero no recordaba como se hacía.
Ahora con tu explicación voy a experimentar...ya te contaré..jiiji.
Gracias guapa! Un beso enorme.